Miércoles, Diciembre 13

DE ACUERDO A ESTUDIO: LAS FOTOS DE PERFIL EN REDES SOCIALES NO DICEN LA VERDAD SOBRE NOSOTROS

Compartir:
Cuando conoces a alguien en Facebook, el primer indicio que tienes sobre su rostro suele ser la foto de perfil. Pero ten cuidado, porque nunca son un reflejo de la persona en realidad, ya sea en su apariencia física como en su personalidad, no necesitas muchas luces para así constatarlo y seguramente sabes muy bien de qué hablo. A su vez, lo mismo sucede con cualquier otro medio, sea Twitter, Gmail u otras redes sociales que utilizamos.
Mediante esta fotografía creamos una imagen de alguien y juzgamos sus acciones siguientes basándonos en ella. Sin embargo, los psicólogos nos aseguran que esto es problemático: tenemos un concepto de la persona que nada tiene que ver con la realidad. Las primeras impresiones son las que lideran en este caso y van de la mano con las fotos.
Los problemas en torno a las fotos de perfil
El problema es que hacemos una caracterización rápida de la persona que puede cambiar cuando se hacen modificaciones pequeñas a la fotografía. El más ligero retoque puede llevar a considerar otra cosa sobre el fotografiado.
Para probar ésto un grupo de psicólogos desarrolló una investigación con un grupo de personas donde se les preguntó sobre el atractivo en determinadas fotos, tomadas en el mismo lugar y con la misma luz, pero con ligeros cambios en la posición.
El estudio demostró que cualquier modificación altera la percepción de las personas sobre alguien, casi como si se tratara de una persona diferente. El contexto también influye y la finalidad de la fotografía es la que determina en muchos casos si la foto nos gusta o no.
A esto se le suma el hecho de que somos una especie que da enorme importancia a las variantes de los gestos y cualquier cambio en ellos influye en la percepción. El tipo de gestos que hagamos en una fotografía tiene que ver con cómo nos ven los demás a través de ella.
Primera impresión
Para destacar un tipo de personalidad es necesario tener en cuenta algunas cosas, como por ejemplo que los ojos grandes son atractivos, la barba da sensación de dominio y una gran sonrisa implica simpatía. Con éstos tres elementos podemos comenzar a analizar porqué una foto causa determinado efecto.
A pesar de que conformamos nuestra idea de la persona en una fracción de segundo, al ver la fotografía, así de rápido también cambia nuestra percepción sobre la misma. Asimismo, siempre creemos estar muy seguros de tener una idea correcta sobre la persona y de haber juzgado correctamente.
Los sitios de citas, e incluso Facebook, dan mucha importancia a las fotos de perfil, porque son la primera impresión sobre la persona y sobre su personalidad. No obstante, hay que tener en cuenta esta información para saber que también se trata de una cuestión de fácil manipulación y que de ninguna manera una foto de perfil nos dice la verdad absoluta sobre alguien.

También te puede interesar:

Compártelo con un amigo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *