DORMIR POCO CAUSA ALUCINACIONES, PROPIAS DE UN ESQUIZOFRÉNICO

Compartir:
Hay gente que no funciona si no duerme 8 horas, mientras que otras se las arreglan de lo más bien con 5. Pero dormir lo suficiente, es más importante de lo que crees.
El dormir poco no sólo te hace sentir más cansado, arruina tu concentración y hasta te engorda, sino que también puede llegar a hacerte alucinar, de forma similar a los esquizofrénicos.
No dormir provoca alucinaciones
Según los médicos, el estar 24 horas sin dormir, corresponde cognitivamente a estar ebrio según los términos legales; tus movimientos son más lentos, los pensamientos confusos y, por ende, estás más propenso a sufrir o provocar accidentes.
Incluso el no dormir durante un día, puede desencadenar síntomas similares a los de la esquizofrenia en algunas personas, experimentando alucinaciones y con una importante pérdida de inhibiciones.
Un grupo de científicos decidió realizar un experimento en el que participaron 24 personas sanas de ambos sexos y entre 18 y 40 años. En una primera etapa, durmieron normalmente siendo monitoreados en un laboratorio del sueño y, pasada una semana, se les mantuvo despiertos por 24 horas.
Al examinarlos a la mañana siguiente, los investigadores encontraron varias cosas interesantes: Los sujetos estudiados eran más sensibles a estímulos luminosos y, la percepción de colores, olores y sonidos estaba distorsionada.
Incluso, los más afectados por la falta de sueño, dijeron que sentían poder leer pensamientos o ver el cuerpo de las otras personas de forma diferente, sin que existiese una alteración en éste.
Pero las alucinaciones encontradas, que son muy propias de un esquizofrénico, no son el único síntoma neurológico de la falta de sueño.
Cuidado: Dormir mal afecta tu forma de procesar el ambiente y lo que dices
Si duermes mal, puedes estar algo lento en responder o no pensar bien lo que dices y hay una razón para ello.
A los participantes de la investigación sobre la carencia de sueño, también se les sometió a una Prueba de Inhibición Prepulso, que mide la capacidad de nuestro cerebro de filtrar lo importante de entre todos los estímulos que recibe, evitando una sobrecarga sensorial.
Tras pasar una noche sin dormir, los resultados de la Prueba de Inhibición de Prepulso, eran similares a los de los pacientes esquizofrénicos: Déficit de atención e incapacidad para centrar pensamientos e ideas.
Asimismo, las personas no tenían el suficiente control para realizar la censura interna de pensamientos que realizamos normalmente, hablando de más o diciendo cosas que antes no habrían pasado su filtro interno.
Una vez que los participantes volvieron al ciclo de sueño regular, estos síntomas desaparecieron, pero es interesante ver cómo el saltarnos sólo una noche de sueño, puede alterar tanto a nuestro cerebro.

También te puede interesar:

Compártelo con un amigo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *