Miércoles, Diciembre 13

LA TELEPATÍA PUEDE SER POSIBLE SEGÚN CIENTÍFICOS

Compartir:

La telepatía es un terreno habitualmente abordado en la ciencia ficción, pero contrariamente a lo que se podría suponer desde las bases científicas y racionales modernas, este fenómeno podría estar mucho más cerca de lo que imaginamos de nuestra realidad.
Así lo demuestra un estudio científico llevado a cabo por la Universidad de Washington, a través del cual se creó una interfaz no invasiva que permite enviar señales cerebrales entre personas.
Comunicación entre cerebros
Una primera etapa de este estudio fue realizada el año pasado, y permitió la comunicación mediante señales cerebrales entre dos de los investigadores, enviadas a través de internet.
De esta manera, uno de los participantes pudo dominar el movimiento de un dedo sobre un teclado de otro participante que se encontraba en el otro lado del campus de la universidad.
Esta fue la primera vez que se pudo completar una comunicación “cerebral” entre personas, ya que antes, otros estudios habían realizado tareas similares pero con ratas.
Para realizar el experimento, se partió de la suposición de que si internet sirve para conectar computadoras, mediante señales digitales, también puede servir para conectar señales del cerebro.
En una nueva etapa del estudio realizada recientemente, los investigadores lograron transmitir repetidamente señales del cerebro de una persona a través de internet, y utilizar estas señales para controlar los movimientos manuales de otro participante en sólo fracciones de segundo.
El estudio puso a prueba tres pares de participantes, cada uno de ellos con un individuo como “emisor” y otro como “receptor”, los cuales estaban ubicados en diferentes edificios de la universidad, a más de 800 metros de distancia, sin ninguna otra posibilidad de interacción, salvo las “conexión” entre sus cerebros.
¿Cómo funcionó la investigación?
El emisor está conectado a un equipo de electroencefalografía que registra su actividad cerebral y envía pulsos electrónicos a través de internet al receptor. Éste, por su parte, posee un transductor que permite la estimulación magnética transcraneana, ubicado en la parte de su cerebro que controla el movimiento de las manos.
El estudio demostró que el emisor puede enviar un comando para mover la mano del receptor, simplemente pensando en el movimiento de la mano.
El emisor se encontraba jugando un videojuego en el que tiene que defender una ciudad mediante el disparo de cañones. Cuando el emisor decide que va a disparar, su cerebro produce una señal que indica “¡Fuego!”, y esta señal es enviada a través de internet al cerebro del receptor, cuyas manos se encuentra sobre un touchpad, que le permite efectuar el disparo del cañón.
El grado de precisión entre los diferentes pares de participantes variaron desde 25% hasta 83%, pero según los científicos a cargo de la investigación, los errores se atribuyen principalmente a que el emisor falló en transmitir con exactitud el comando de disparo, y no a fallas en el hardware.
El equipo de la Universidad de Washington ya ha recibido financiamiento para continuar con la investigación y explorar la transmisión de procesos cerebrales más complejos, expandiendo el tipo de información que puede ser enviada de cerebro a cerebro.
El futuro suena realmente alentador y lleno de posibilidades en caso de expandirse este tipo de estudios, llegando por ejemplo al área de la medicina, ya que los investigadores consideran que se puede explorar la idea de transmitir señales cerebrales desde un cerebro sano a otro que ha sufrido daños.

También te puede interesar:

Compártelo con un amigo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *