Miércoles, Diciembre 13

LOS RASGOS QUE DEBES TENER PARA INFLUIR EN LOS DEMAS

Compartir:

En el libro Piense y Hágase Rico, su autor Napoleón Hill menciona los rasgos que debemos tener para influir en los demás y también para convertirnos en un líder.

Estas características son fáciles de leer; sin embargo, su aplicación exige disciplina, compromiso y una visión de largo plazo, que te haga pasar por encima de las circunstancias y puedas visualizar el marco completo.

Antes de mencionarlas, es importante mencionar que liderazgo no es sinónimo de un cargo directivo. El liderazgo es una posición que se asume y que se gana, independientemente de tu puesto de trabajo.

El liderazgo que tiene un impacto no es aquel que se impone, sino aquel que se gana.

  1. Valor inquebrantable

“Basado en el conocimiento de sí mismo y de la propia ocupación. Ningún seguidor desea ser liderado por un líder falto de confianza en sí mismo y de coraje”

Si no confías en tus habilidades y capacidades difícilmente podrás transmitir confianza a las personas que te siguen. Para desarrollar tu confianza deberás conocerte a profundidad, ser sincero con tus fortalezas y debilidades, y estar dispuesto a correr riesgos para mejorar.

  1. Autocontrol

“El hombre que no es capaz de controlarse, nunca podrá controlar a los demás. El autocontrol es un ejemplo poderoso para los seguidores, que lo más inteligentes emularán”

Para llegar a ser un verdadero líder deberás tener la inteligencia emocional para conocerte y controlarte. Si eres un esclavo de tus emociones no tendrás el derecho para exigir a los demás.

Recuerda que la mejor enseñanza es aquella que se transmite con el ejemplo, no con las palabras.

  1. Tienen un claro sentido de la justicia

“Sin un sentido de lo que es justo y de la justicia, ningún líder puede dirigir a sus seguidores y mantener su respeto”.

Para ser justos debemos tener objetividad. Bien dice Malcolm X, activista político estadounidense: “Estoy a favor de la verdad, la diga quien la diga. Estoy a favor de la justicia, a favor o en contra de quien sea”.

El respeto se gana cuando los intereses comunes están por encima de los personales, cuando tienes una perspectiva general del problema y dejas de lado tus emociones para tomar una decisión.

  1. Precisión en las decisiones

“El hombre que vacila en sus decisiones demuestra que no está seguro de sí mismo y no puede conducir a los demás al éxito, y mucho menos, a que éstos tomen decisiones acertadas”

La experiencia es el resultado de aprender de los errores, no de cometerlos y seguir como si nada. Esto quiere decir que un líder también se equivoca, que toma decisiones que algunas veces no son convenientes, pero que aprende de ellas y lo aplica en una próxima situación.

La precisión para decidir de un líder implica entender los posibles riesgos, cubrirlos y permitir que tus compañeros actúen en favor del éxito.

  1. Capacidad de planificar

“Un líder que tiene éxito debe planificar su trabajo y trabajar su plan. Un líder que se mueve por conjeturas, al ojo, sin planes prácticos ni precisos, es comparable a un barco sin timón”.

Un liderazgo con éxito exige planeación, adaptación, flexibilidad y mucha versatilidad. Es decir, necesitas tener un plan para alcanzar tus objetivos personales y grupales, pero también necesitas adaptación para cambiar ante alguna circunstancia.

Puede que tengas que cambiar tus planes, pero no tus objetivos. Para ganarte una posición de líder deberás desarrollar planes para tus metas y una capacidad para cambiarlos cuando sea necesario.

  1. Hacer más de lo que le corresponde

“Uno de los principales problemas del liderazgo es el hecho de que el líder debe estar dispuesto a hacer más de lo que exige a sus seguidores”

El líder exige porque conoce la capacidad de su equipo, porque entiende que sus exigencias son alcanzables y porque pone por encima de cualquier interés, el objetivo del grupo.

¿La mejor manera para ganarse este derecho? Haciéndolo. Es decir, un líder debe demostrar que las cosas se pueden lograr por medio de hechos, no palabras. Exigir cosas imposibles no solo pone en duda tu reputación, sino que deteriora la relación grupal.

Recuerda una vez más que no hay mejor forma de inspirar admiración y respeto que por medio del ejemplo, así que haz más que los demás, sé el primero en la fila.

  1. Una personalidad agradable

“Ninguna persona mal genio y descuidada puede llegar a ser un líder eficaz. Para ser líder requiere respeto. Los seguidores no respetarán a un líder que no se destaque en todos los factores que conforman una personalidad atractiva”.

Los líderes que se ganan esta posición suelen ser personas carismáticas, tienen don de gentes y procuran mejorar la vida de los demás. No se trata de decir que siempre sí a todas las propuestas y preguntas, se trata de entender que son personas con necesidades, emociones y sueños personales.

Gánate el respeto de las personas con una personalidad atractiva, no exigiéndolo porque simplemente “tienes un puesto más jerárquico”.

En definitiva, tal y como plantea Napoleón Hill, “el líder debe ser simpático con sus seguidores. Además de ser compresivo con ellos y sus problemas”

  1. Dominio del detalle

“Un liderazgo eficaz exige el dominio de los detalles de la posición del líder”.

El dominio del detalle no es más que conocer cuáles son tus funciones sin necesidad de que alguien venga y te diga qué debes hacer. Es iniciativa y ser propositivo. Si eres de lo que necesita ser “arrastrado” para que cumplas con tus deberes, no tienes lo necesario para liderar.

Adicionalmente debes conocer los detalles de los demás, es decir, conocer las habilidades, capacidades y debilidades que tus compañeros tienen. Esto con el objetivo de organizarlos de tal manera que rindan al máximo.

  1. Disposición a asumir toda la responsabilidad

El líder de éxito debe estar dispuesto a asumir la responsabilidad por los errores y los descuidos de sus seguidores.

Un líder no es aquel que se apropia de las victorias ajenas y responsabiliza de los errores a los demás. La palabra clave para ganarse el liderazgo es asumir. Un verdadero líder asume las responsabilidades, compromisos, desafíos y hasta los fracasos.

Si no estás dispuesto a correr el riesgo por lo demás, no tiene derecho a liderar a los demás.

  1. Cooperación:

El líder exitoso debe comprender y aplicar el principio del esfuerzo cooperativo y ser capaz de impulsar a sus seguidores a hacer lo mismo.

La mejor forma de lograr la cooperación es incluyendo a tu equipo en la toma de decisiones, escuchando sus puntos de vistas y teniéndolos en cuenta. De lo contrario, estos sentirán que no hacen parte de algo más grande que ellos, lo que los lleva a perder su interés y afectar el dinamismo del grupo.

 

Vía: Emprendiendo Historias

También te puede interesar:

Opt In Image
TOTALMENTE GRATIS

FORMA PARTE DE NUESTROS AFILIADOS PREMIUM

+ Recibe nuestras últimas publicaciones a diario
+ Participa en nuestros sorteos para recibir obsequios
+ Descarga material exclusivo sólo para nuestros Suscriptores
+ Se parte de nuestras conferencias de Coaching "Gratis"

 

100% libre de sapam

Compártelo con un amigo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *