Miércoles, Diciembre 13

MUCHO CUIDADO: SE PUEDE SER ALÉRGICO AL WIFI

Compartir:
Es muy difícil encontrar un lugar donde no exista una conexión wifi, ya sea pública o privada, por lo que si en los últimos años comenzaste a sentirte mal, la culpa no la tiene un virus o bacteria, sino la internet inalámbrica.
¿Conocías una condición llamada hipersensibilidad electromagnética? Se trata de una enfermedad bastante poco común, en que la persona experimenta una serie de síntomas causados por las ondas liberadas no sólo por el wifi, sino también celulares y casi cualquier aparato que libere este tipo de radiación.
Hipersensibilidad electromagnética: ¿alergia al wifi?
Imagina un lugar donde no hayan computadoras, teléfonos móviles, redes inalámbricas y antenas. Aburridísimo para nosotros, pero un paraíso para quienes sufren de hipersensibilidad electromagnética, una condición que se caracteriza por provocar nauseas, mareos, palpitaciones cardíacas y cansancio, entre otras cosas.
La razón por la que esta enfermedad es conocida como «alergia al wifi» es porque los síntomas también se notan en la piel en forma de enrojecimiento, picazón y sensación de comezón, tal como en una dermatitis de contacto, ante las ondas de wifi.
Es muy difícil diagnosticar hipersensibilidad electromagnética, ya que sus síntomas pueden corresponder casi a cualquier cosa y en la mayoría de los que la sufren no tienden a ser demasiado graves, pero su vida si se ve complicada.
Se cree que el 5 % de la población mundial sufre uno o más de los síntomas de la Hipersensibilidad electromagnética, pero sólo un puñado de los casos son graves y requieren de alguna intervención médica.
¿Qué provoca la hipersensibilidad electromagnética y cuál es el tratamiento para la alergia al wifi?
Todos estamos rodeados por un campo electromagnético en el cual circulan diferentes tipos de ondas sin que nos demos cuenta, pero quienes padecen de hipersensibilidad electromagnética sienten sus efectos, incluso cuando el nivel de radiación provocada por estas ondas es mucho menor a los máximos permitidos.
Si bien está comprobado que ciertas personas presentan síntomas propios de una alergia al estar expuestos a las ondas electromagnéticas del día a día, la enfermedad no está oficialmente reconocida aún, ya que los resultados de los estudios realizados al respecto son contradictorios.
Su existencia no puede ser negada y quienes la padecen de forma leve o mediana, pueden beneficiarse del uso de detectores de nivel de ondas, sabiendo a qué lugares debe evitar ir a la utilización de verdaderos escudos que protegen el cuerpo, cuarto o casa de la entrada de estas ondas que están casi en cualquier lado.
Obviamente, quienes padecen esta desagradable enfermedad que cada día empeora más producto de la penetración de la tecnología en el mundo, deben evitar el uso de todo aparato que emita ondas en su casa. En muy pocos casos, los síntomas provocados por la hipersensibilidad electromagnética son tan graves que deben tomar la decisión de mudarse a lugares donde pueden vivir en paz.
En West Virginia, Estados Unidos, existe un pueblo llamado Green Bank que, gracias a su complicada ubicación y aislamiento, no recibe señales externas, las que además están prohibidas ya que interferirían con un telescopio especial que se ubica allí.
Green Bank debe ser un sitio bastante aburrido para la gran mayoría de nosotros, pero es el paraíso para quienes ven imposibilitada su vida normal por culpa del wifi y otras ondas que circulan por el aire.
Vía: Ojo Científico

También te puede interesar:

Compártelo con un amigo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *