¿POR QUÉ CREEMOS QUE NOS VIBRA EL CELULAR CUANDO EN REALIDAD NO LO HACE?

Compartir:

¿Te ha pasado que sientes que tu celular vibra en tu bolsillo y no es así, en realidad resulta ser falso? Pues no estás solo. El llamado síndrome de la vibración fantasma del celular es algo muy real y le ocurre a una gran cantidad de personas.
Somos tan dependientes de nuestros celulares o que incluso creemos sentirlo cuando ni siquiera lo llevamos con nosotros. Los científicos quisieron averiguar por qué creemos nos vibra el celular cuando no lo hace. Veamos qué han averiguado.
Síndrome de la vibración fantasma del celular
Este aparato tecnológico nos acompaña a todos lados y está tan integrado a nuestra vida cotidiana que no es extraño sentir vibraciones o tonos de llamada que nunca existieron. No estamos locos, sino que estamos ante una condición psicológica cada vez más común: el síndrome de la vibración fantasma, que se produce por efecto de nuestra ansiedad porque ocurra algo con nuestro celular.
Anticipamos tanto el poder usar el celular que ante cualquier estimulo en la zona, por ejemplo la pierna, nuestro cerebro lo interpreta como si el teléfono estuviese vibrando o sonando, ya que eso es justamente lo que queremos que ocurra.
Los receptores de la piel que registran vibraciones fantasma son dos y están dedicados separadamente a frecuencias bajas y altas. La vibración del celular cae justamente en el medio (30 a 180 Hz), por lo que ambos receptores serían capaces de captarlo.
Mientras más dependientes somos del teléfono móvil, cualquier vibración que detecten los receptores de la piel será interpretada como proveniente del celular, sufriendo así del síndrome de la vibración fantasma.
¿Quienes están más expuestos al síndrome?
En el 2012 se realizó una investigación con dos mil estudiantes universitarios de pre-grado. Un 90% confesó sentir que su teléfono vibraba cuando realmente no lo hacía. 9 de cada 10 participantes, dijo que este problema le molestaba muy poco o nada, demostrando que ya es parte de sus vidas.
Todo se trata de la ansiedad. Mientras más ansiosas en general sean las personas, mayores son las posibilidades de padecer del síndrome de la vibración fantasma, que puede ir asociado al uso intensivo que se le dan a los celulares, especialmente los smartphone.
El usuario promedio de un teléfono inteligente utiliza su teléfono 150 veces al día. La solución para este curioso fenómeno psicológico sería darse pausas, dejar el celular de lado y realizar una actividad relajante que no tenga nada que ver con la tecnología, al menos durante unos 30 minutos.

También te puede interesar:

Compártelo con un amigo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *